LIFE Stop Cortaderia | Contacta en:|lifestopcortaderia@seo.org
Finca ganadera en Santander2020-04-06T13:13:55+01:00

Finca ganadera de Rostrío en Santander

La Finca de Rostrío se encuentra en el litoral del municipio de Santander entre la Punta de las Muelas y la Punta de la Mesa. Se trata de un área dedicada a praderas de siega y diente para la ganadería. Son praderas llanas azotadas por los vientos litorales en los que además de herbáceas crecen las especies propias del brezal costero de Erica vagans.
El abandono del pastoreo y la proximidad a espacios degradados ha provocado la proliferación del plumero (Cortaderia selloana), planta que ha llegado a ocupar la práctica totalidad de la finca.

Ensayos metodológicos e innovadores para acabar con el plumero

La capacidad de adaptación al medio que está demostrando el plumero, obliga a agudizar el ingenio y a investigar nuevas técnicas de gestión para evitar la aparición del plumero, frenar su expansión o conseguir su erradicación. La finca de Rostrío alberga uno de estos ensayos combinando la mejora de pastos con el pastoreo dirigido con un rebaño de oveja carranzana y la cubrición de zonas con mulch o acolchado para evitar el asentamiento de semillas de plumero.

Trabajos realizados en la finca de Rostrío

  • Eliminación de vertidos y residuos
  • Cierre del perímetro de la finca adaptado para albergar un rebaño de ovejas
  • Desbroce y triturado de plumero
  • Mulch o acolchado con restos de siega para impedir el asentamiento de las semillas de plumero
  • Mejora del pasto para su aprovechamiento ganadero
  • Creación de instalaciones para ganado: aprisco para instalación de parideras y zona de alimentación y punto de agua
  • Pastoreo dirigido con rebaño de oveja carranzana cara negra, raza en peligro de extinción

La oveja carranzana, una raza en peligro de extinción

La gestión para mantener la finca de Rostrío libre de plumero, se realizará gracias a la presencia de un rebaño de más de 50 ejemplares de oveja carranzana. Se trata de una raza autóctona y de gran rusticidad, caracterizada por su lana blanca basta, larga y gruesa, y por su perfil convexo y orejas largas. Su coloración puede ser rubia o negra, dando lugar a dos variedades de esta raza; cara rubia y cara negra. Ambas variedades forman parte del catálogo de especies en peligro de extinción.
La oveja carranzana está adaptada a zonas de montaña con alta pluviosidad y está especializada en producción de leche, aunque su carne también es apreciada.

Oveja carranzana cara negra (Foto Rebeca Gómez)
Oveja carranzana cara negra (Foto Rebeca Gómez)